mas alla de orión: RESEÑA: El ladrón de días